cart 0

The beauty of the bodies

Construcciones de la belleza, filosofía, lucha de poder, diversidad e igualdad de género.

La belleza a lo largo de la historia de la humanidad ha sido una de las cualidades más valoradas por las civilizaciones antiguas, inclusive uno de los trabajos de Platón es hacer abstracciones para tratar de comprender la belleza, la belleza se ha filtrado en cosas tan materiales como las construcciones y en los artículos de lujo, pero también es elemental en realidades tan puras y desinteresadas como la naturaleza y el arte.

Desde un punto de vista filosófico la unión de lo que resulta placentero con lo abstracto, esto hace que se haya colado en todos los aspectos de la vida humana, desde las artes, la música y la escultura.

Pero qué hay de toda esta idea, cuando la belleza recae en los individuos, en los cuerpos humanos libres y las mentes sensibles

A lo largo del tiempo las idealizaciones de la belleza han evolucionado, pero mientras muchas ideas nuevas surgen, muchas otras se deconstruyen 

¿Cómo podemos juzgar la belleza?

  Con la revolución de la moda y el cine en estos últimos años se han incluido estándares de belleza mucho más diferentes a los que se tomaban con anterioridad, donde el eurocentrismo tomaba auge y robaba protagonismo a la diversidad humana. Estamos fuertemente influenciados por los medios de comunicación y durante años nos han tratado de enseñar lo que debemos considerar bello y lo que no. La educación nos volverá libres y la diversidad unirá a la humanidad.

David Hume fue el primero en el mundo en el siglo XVIII que  escribió: "La belleza no es una cualidad inherente a los objetos mismos, entonces surge, sin embargo, sólo el espíritu que está lleno de asombro ante ella, y toda el alma de los grandes números, y la belleza de hacer la percepción. "Además, reduce el sentido de la belleza, como una fuente de placer." El placer y la tristeza, no sólo son los compañeros de la belleza necesaria, sino que también son de ellos la naturaleza del mismo ".

Tanto el cine como la moda son divulgadores visuales de lo que nos hacen creer que la belleza debería tomar este camino ciego o limitado, que selecciona un grupo de personas llenas de privilegios. Una de entre las muchas polémicas que han impactado al mundo de la moda ha sido algo llamado “high fashion face” donde las marcas más exclusivas han tomado modelos diferentes a lo que se había acostumbrado durante décadas, rostros con pecas, dientes grandes, vitíligo, cabellos rizados, labios prominentes, cicatrices, lunares rojos, entre otras que antiguamente eran considerados como descalificantes en este mundo tan elitista.   Pero ahora han sido llevados a las pasarelas de más alto nivel en las capitales de la estética actual como París o Nueva York aun siendo deseadas estas características por el nuevo público, y muchas marcas fueron aplaudidas por la inclusión de este tipo de modelos han llamado “high fashion face” a este tipo de rostros con una manera despectiva, aun en la cima del éxito la hegemonía sigue llamándonos feos.

Género, diversidad y aspectos biológicos

Por otra parte, las mujeres son quienes más han sufrido estas situaciones de discriminación, en un mundo donde el neoliberalismo ha capitalizado la cultura de la belleza esta ha sido deformada a ideales egoístas, y no solo las mujeres si no todos aquellos que no encajan en estos “cortadores” que atentan con la diversidad.

 Esta diversidad es lo que vuelve a los humanos tan maravillosos y que ha permitido que nos encontremos en todos los ambientes, permite que el amor sea tan libre, las asociaciones emocionales no deben ser tan complejas cuando la naturaleza nos muestra que naturalmente sabemos elegir la belleza   a nuestras necesidades biológicas, como conseguir una pareja con una genética lo más diferente posible a la nuestra y así conseguir hijos con perfiles más diversos y que puedan sobrevivir, esto último incluso es de manera inconsciente pero nuestro cuerpo como una maquinaria biológica perfecta detecta patrones en los rostros, rasgos, aromas, colores que nos ayudan a elegir. 

 Recordar nuestros orígenes nos volverá libres, pero debemos ser socialmente modernos, y dejar de lado estos prejuicios y las estructuras sociales obsoletas que ahora nos arrebatan la libertad.

Afortunadamente debemos saber que el mundo parece cambiar para bien, que los ideales de belleza, libertad y amor están más presentes cada día, no deben existir prejuicios sociales y cada día desaparecen un poco más, esto da una esperanza a las nuevas generaciones donde los más pequeños tendrán oportunidades que sus padres jamás vieron posibles, podrán ser más felices y construir un mundo diferente, es nuestra responsabilidad construir una mejor sociedad para todos aquellos que vienen, los géneros dividen, las doctrinas encasillan pero el amor nos muestra luz al final del camino.

Artículos Recientes


Sistema Inmune