cart 0

Vacaciones de verano, los extractos vegetales como nuestro mejor aliado.

Vacaciones de verano, los extractos vegetales como nuestro mejor aliado.

 

La singularidad del uso de los extractos vegetales relacionados con las temporadas veraniegas resulta ser con frecuencia un recuerdo de los beneficios que la naturaleza aporta todo el tiempo.

Con la llegada de la temporada del verano muchas plantas aprovechan la temporada para reproducirse entonces con frecuencia nos encontramos una diversidad de frutos, semillas, esto es una evidencia de que el verano nos ha alcanzado de manera inevitable. 

Los medios de vida modernos nos alejan con frecuencia de las situaciones naturales y del contacto con el entorno, pero el verano no es algo que podemos ignorar, sus días largos y el sol cálido se convierten en nuestro mejor aliado para mejorar los estados de ánimo la cantidad de luz aumenta significativamente en las fechas cercanas, la luz solar influye directamente en la salud de los seres humano. Sin dejar de lado en como el verano interviene en nuestra situación anímica, algunas plantas de esta temporada cuentan con un capacidad poderosa para regular las emociones y los estados de alerta; Toronja, Mandarina, Bergamota, Limón, Lima y Naranja son iconos de la temporada verano pero ideales para utilizarlos en el difusor en ese orden como un apoyo a los problemas de ansiedad, insomnio, y falta de concentración, todos los organismos son diferentes y la diversidad neurológica hace que algunos aceites sean más efectivos para algunas personas, por lo cual se invita experimentar a las personas con estos aceites y sus mezclas para conseguir resultados más adecuados para todos aquellos con afecciones emocionales como estas.

Estos problemas también deben verse acompañados de descanso físico y psicológico, a veces las sobre exigencias de los núcleos urbanizados nos llevan a situaciones severamente estresantes o que degradan la salud psicológica, por esta razón es que disfrutar del periodo vacacional es necesario para recuperar o tomar una bocanada de aire de esta ajetreada forma de vivir. Estos espacios de recreación y de descanso no están limitados al turismo y a vacacionar, de manera que aun cuando uno se queda en casa, independientemente de la situación tiene la posibilidad de convertir nuestro hogar en espacio de descanso, reflexión, y reconstruir un poco quienes somos, esto solo puede ser posible mediante el descanso reparador, la meditación, el arte o el deporte.

La llamada de la naturaleza es difícil de ignorar, pero podemos vacacionar con responsabilidad y hacer uso de los aceites esenciales para sanitizar nuestros entornos y tratar algunas emergencias que surgen en el camino.

Por otra parte, coincide en que los cítricos maduran en esta temporada, seguramente podremos notar que las mandarinas y las naranjas se popularizan en los mercados mexicanos durante la temporada, de igual manera estos árboles de cítricos tienen dos periodos de floración un en julio y otro diciembre con la diferencia de que los cítricos cosechados durante el verano son mucho más dulces que todos aquellos que se colectan durante diciembre.

Muchas plantas coinciden con los cítricos donde sus aromas son más dulces durante estas temporadas, plantas como Melissa, Orégano y Geranio aprovechan estas temporadas para florecer y resultan ser el objetivo predilecto de muchas abejas, por lo cual el poder de estas plantas medicinales repercute en las propiedades de la miel, polen y propóleo de estos insectos, donde los sabores, las notas aromáticas, y las bioactividades de las plantas se transfieren muchas veces a estos productos. Los aceites esenciales concentran aún más estas propiedades. 

Aun así, muchos espacios de recreación pueden tomarse en los centros urbanos como visitar nuevos lugares, pequeños oasis naturales o tomando simplemente el sol.

El bronceado, aunque poco saludable es altamente practicado, pero es el resultado la muerte de las primeras células del tejido, donde aún se absorben grandes cantidades de radiación ultravioleta. La radiación ultravioleta es un tipo de radiación invisible pero altamente energética incluso reacciona con muchos productos tópicos aplicados en la piel como cremas, lociones, aceites esenciales generando manchas en la piel o reacciones alérgicas.

Este tipo de radiación incluso puede causar quemaduras cuando el día no está soleado y puede atravesar las nubes con facilidad, de igual manera las quemaduras pueden darse en cualquier época del año a cualquier hora del día.

La fotosensibilidad donde las sustancias que han sido aplicadas sobre la piel reaccionan con moléculas específicas que puede reaccionar irritando la piel, por esto es una de las recomendaciones más importantes el evitar exponerse a la luz solar después de la aplicación de estos productos, ejemplos de estos son los aceites cítricos o de algunas semillas como el comino, apio, eneldo, incluso el contacto con los tejidos de estas plantas (como sus hojas o tallos) en su estado silvestre puede ocasionar reacciones en la zona de la piel en la zona que tuvo contacto con la planta, una vez expuesta al sol.

Por otra parte estas plantas si se consumen permiten protegerse mejor, los jugos de frutas naranjas y rojas como las zanahorias, pimientos, uvas, mandarinas, naranjas, protegen la piel, y los ojos cargando las células de beta carotenos, moléculas sensibles a la luz, es interesante saber que la forma en la aplicamos las plantas, permite mejorar el bienestar en general.