cart 0

El lenguaje del otoño, obtener información de la naturaleza.

El otoño resulta ser una de las temporadas más hermosas del año, es un fuerte recordatorio de que las oportunidades maravillosas del verano se han ido, pero nos deja amplios cielos despejados, con la oportunidad de reflexionar todo lo que se ha quedado en los meses pasados. Para disfrutar de él se pueden seguir algunos consejos que la misma naturaleza nos brinda.

Los frutos de tonos anaranjados son particulares, como las calabazas, junto con la llegada de las mandarinas y muchas aves que llegan a refugiarse de inviernos más extremos como los que se viven en Canadá.

El fenómeno más impresionante de la temporada es la caída de hojas, muchos árboles pierden sus hojas para ahorrar nutrientes antes de la llegada de los días cortos y el frío. Los tonos rojizos son dominantes, junto con el naranja, café, amarillo, marrones y morados. Se debe mencionar que no todos los árboles pasan por estas situaciones, sobre todo las coníferas como los ciprés y los cedros son árboles resistentes.

Algunos autores hablan que el otoño no es una época saludable para las personas. La luz de los días se reduce con rapidez, y las noches poco a poco se vuelven más largas, la falta de luz afecta a las personas más sensibles, sus estados de ánimo cambian y en ocasiones resultan en sentimientos de melancolía y tristeza. Alrededor del mundo los últimos festivales de cosecha se hacen con mucha felicidad.

Para sobrellevar estos estados de ánimo, es bueno utilizar aceites esenciales de aromas reconfortantes para traerlos consigo. Lo ideal es usar aceites que nos brindan concentración y apoyo.

Aceite Esencial de Mandarina y Aceite Esencial de Toronja

  • Ayudan a mejorar el estado de ánimo: aplicando de 5 gotas de cada uno directamente en el difusor y utilizar de manera aromática
  • Apoyan a reducir la sensación de tristeza: Aplicar una gota diluida con aceite onductorsobre las palmas frotar e inhalar vigorosamente.
  • Estimula la conciliación del sueño: Aplicar de 5 a 7 gotas de aceite de mandarina en el difusor e inhalar
  •  Apoya a reducir la sensación ansiedad: Diluir 1 gota de Aceite esencial de Mandarina en 120 ml de agua y tomar por periodos definidos

Aceites Florales

Una buena estrategia es utilizar aceites esenciales de flores. En ocasiones traen de vuelta la sensación de bienestar de la primavera cuando las flores y las hojas están en apogeo. Algunas plantas llegan a florecer en otoño, como las Rosas, las Manzanillas Silvestres y los Geranios al usar estos aceites en la temporada pueden permitirnos estar en mejor relación con nuestro entorno.

 

 

Aceites amaderados

Los aceites de ciprés y cedro pertenecen a un grupo de árboles que conservan sus hojas todo el año, resaltan con frecuencia en el otoño por mantenerse verdes en el paisaje, cuando el resto de los árboles decide tornarse anaranjado.

Por otro parte el árbol de incienso produce una resina blanquecina con un fuerte papel espiritual para los pueblos del medio oriente, además de muchas otras aplicaciones como la elaboración de perfumes, productos de higiene etc.

Mejora el bienestar corporal: Aplicar con aceite de almendras 2 gotas de aceite de ciprés y realizar un masaje ligero en la espalda media, el cuello, detrás de las orejas y las palmas de los pies. 

  •  Ayuda a reducir la sensación de nostalgia: aplicar 1 gota de aceite de cedro en las palmas junto con una de portador, inhalar y aplicar pequeños toques con el dedo en la sien, la nuca y por debajo de la barbilla.
  •  Ayuda a recuperar la temperatura corporal: Aplicar 1 gota de aceite de incienso diluido con aceite portador en las plantas de los pies y realizar un masaje.
  •  Apoya la reducción dolores de garganta: Aplica 2 gotas de aceite de incienso en un vaso de agua y una cucharada de agua oxigenada para realizar gárgaras con la preparación 1-2 veces por dia.

Por estas razones, también es costumbre que productos como mermeladas, cremas de cacahuate, nueces, aceites, conservas, galletas y otras preparaciones, aparecen como resultado de las fructíferas cosechas, los aceites esenciales pueden utilizarse para realizarlas y mejorar la experiencia sensorial, además de funcionar como conservadores evitando el crecimiento de microorganismos agrega aroma y mejora la experiencia de probar estos dulces.

Mermeladas y conservas:

Se pueden preparar con esta regla básica de dos porciones de fruta mezclados por una porción de azúcar. Para frutos rojos y de aromas suaves, como fresas, zarzamoras, duraznos se puede aplicar 1 gota de aceite esencial de canela.

Solo 1 gota por cada 500 mL de preparaciones estos frutos tienen sabores suaves y el aceite puede opacarlos por lo cual se recomienda solo 1 gota mandarina.

 

Para estas frutas de sabores suaves lo más recomendable es utilizar aceites, ligeramente picantes, como el aceite de canela, jengibre, mandarina, naranja, rosas. Los aromas de especias y flores son ideales.

Para frutos más sabores intensos como cítricos, higos, membrillos o tejocotes

Por cada dos tazas de preparación de esta preparación pueden agregar 2 gotas de aceite esencial de naranja, lo ideal es mezclar con sabores agradables, los aceites de cítricos pueden potencializar el sabor de las mermeladas, dándoles mucho mejor aspecto al momento de consumirlas, se puede probar agregando 2 gotas de aceite esencial de cítricos, con una de aceite de romero o salvia, lo que dará sabores interesantes.

Productos horneados:
Productos como las galletas son increíbles para la temporada de otoño.

Agrega personalidad a las galletas: Agregar 1 a 2 gotas de aceite esencial de clavo, jengibre, mandarina o manzanilla a la masa, mezclar y meter al horno. Esto mismo puede aplicarse a postres como pays de calabaza o pan de muerto.

Estas recomendaciones son aplicando el conocimiento de la naturaleza, con las plantas y sus contribuciones que cada cambio de temporada ofrece nuevas oportunidades y enseñanzas. Lo ideal es conseguir un estado de bienestar para vivir de la mejor manera posible.